El avión de turbohélice más grande del mundo

¿Sabía que el avión de turbohélice más grande del mundo sigue en uso activo? El Antonov An-22 “Antei” es utilizado principalmente por el ejército ruso y es un avión impresionante. ¿Por qué fue construido y qué puede hacer? Vamos a explorar.

An-22
Un An-22 despegando. Imagen: Aleksandr Markin via Wikimedia

¿Por qué se construyó el Antonov An-22?

En la URSS, en los años 50, el ejército soviético necesitaba un nuevo avión para ayudar a transportar su infantería, ayuda humanitaria y su nueva gama de tanques BMD. El aparato que tenían no era lo suficientemente grande, y necesitaban algo para seguir compitiendo con Occidente.

Los ingenieros de la oficina de Antonov pusieron manos a la obra y produjeron un prototipo de madera para 1965. Fue tan impresionante que los funcionarios decidieron mostrarlo en el Salón Aeronáutico de París ese mismo año.

El modelo de producción real de la aeronave no volaría hasta 1969. Reemplazarían la madera por metal e instalarían una aviónica más moderna. Las mejoras incluían un radar instalado en la nariz y también tendría un compartimiento de carga presurizado (para que el avión pudiera desplegar carga en vuelo sin afectar a la tripulación de la cabina).

Manténgase informado: Regístrese en nuestro boletín diario de noticias de aviación.

Un Antonov An-22PZ Antei en librea de Aeroflot en Gostomel (UKKM). Este fue el primer prototipo de un An-22. Imagen: Oleg Belyakov via Wikimedia

¿Qué especificaciones tenía?

El An-22 tenía las siguientes especificaciones:

  • Podía transportar 28-29 pasajeros y 80.000 kg de carga máxima a una distancia de 5.000 km. Si sólo lleva 45.000 kg (99.208 lb) puede volar hasta 10.950 km (6.800 millas; 5.910 millas náuticas).

Una autonomía fantástica considerando el tamaño y la escala de la aeronave.

Lo que es único de este avión es que lo diseñaron para aterrizar en pistas escarpadas y sin pavimentar (y en pistas cortas). Para poner esto en perspectiva, comparémoslo con el Globemaster C-17 americano:

  • El An-22 necesita 1.300 m de pista para despegar y sólo 800 m para aterrizar.
  • El C-17 necesita una pista de 2.499 m (8.200 pies) para despegar completamente cargado, y al menos 1.067 m (3.500 pies) para aterrizar.

La aeronave tiene hélices en contra-rotación, mejorando dramáticamente la capacidad de elevación del avión. Sin embargo, estas hélices reducen significativamente la velocidad del avión a sólo 740 km/h (460 mph, 400 nudos) en comparación con los motores a reacción.

An 22
El An-22 tiene un alcance impresionante y pocos requisitos de pista. Imagen: Oleg Belyakov via Wikimedia

Era capaz de ajustar la presión de los neumáticos de cada rueda en función de la superficie (ya sea hormigón, grava, tierra o incluso nieve). Mientras que los aviones más modernos han eliminado esta característica, las primeras versiones del An-22 la tenían como una característica obligatoria por su uso militar.

En la década de 1960, eran comparables al Douglas C-133 Cargomaster – un gran avión de carga americano de cuatro motores turbohélice. Cuando el ejército de EE.UU. retiró ese avión, el siguiente avión con el que se comparó fue el Boeing C-17 Globemaster III- un avión de transporte militar de cuatro motores.

El gobierno ruso sólo tiene tres An-22 en servicio (y hay uno en Ucrania y otro en Bulgaria) pero no planea retirarlos pronto. Quieren mantenerlos operativos al menos hasta el 2033, y luego reemplazarlos por el An-124, de mayor tamaño.

¿Qué opina usted? ¿Volaría en este avión? Háganoslo saber en los comentarios.

1 Shares:
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Puede que también te guste