Las principales diferencias entre aviones soviéticos y occidentales

Anuncios:

A finales de la guerra fría, Boeing, Airbus, y otros fabricantes no competían solamente entre ellos, pero también con el poder de la industria de aviación soviética. ¿Pero cómo se comparaban estas industrias, y cómo eran sus aeronaves?

Los aviones de la era soviética se parecían mucho a sus contrapartes occidentales. Imagen: Dmitry Terekhov via Wikimedia

El panorama de la aviación soviética

Aunque muchos lectores conocen íntimamente la historia de los primeros días de Boeing y Airbus, la realidad de la aviación civil soviética es mucho menos conocida. Habrá notado que el autor usa la palabra civil, en lugar de comercial, para describir este sector de negocios de la URSS. Esto se debe a que no correspondía con un espacio de aviación comercial sino con un esfuerzo estatal para competir con occidente.

En cuanto a sus aviones, los modelos de la era soviética seguían los principos clave de diseño establecidos por Andrey Tupolev para aeronaves de uso tanto civil como militar. Este es el motivo por el cual muchas de las estructuras se parezcan más a aviones de transporte de tropas de que pasajeros. Así fue, al menos, hasta 1972, cuando el Tu-154 apareció en escena.

Anuncios:

Manténgase informado: Regístrese en nuestro boletín diario de noticias de aviación.

¿Qué diferencias había entre las aeronaves?

Existían unas pocas diferencias entre los aviones soviéticos y los modelos occidentales.

A comienzos de la era del jet, la Unión Soviética lanzó el exitoso Tu-104 al mercado para competir con el de Havilland Comet. Auque tuvo algunos accidentes (no informados a occidente ni al público local), se construirían unos 200, y serían los principales aviones civiles rusos hasta 1972.

Anuncios:

Increíblemente, el interior de los aviones soviéticos era completamente disitinto a lo que se esperaría. Las cabinas eran opulentes, con cortinas, retretes de porcelana, y más – lo más lejos posible del manifiesto comunista. Además, muchas unidades no contaban con espacios para equipaje de cabina, ya que los diseñadores creían que era una mejor idea que los pasajeros lleven su equipaje a bordo y lo almacenen debajo de sus asientos.

El periodista especializado en aviación soviética Kim Bakshmi describió entonces que “Uno llega cinco minutos antes del despegue, compra un boleto en el avión mismo, cuelga su saco junto al asiento y coloca su maleta ahí cerca.”

El avión sería superado por el Boeing 707 en 1954, que tenía el triple de autonomía y era más accesible para los mercados occidentales. La unión soviética siguió construyendo aviones para la línea aérea estatal Aeroflot, muchos replicando funcionalidades de los modelos occidentales más notables.

Anuncios:
El primer jet de pasjeros de la URSS, el Tu-104. Imagen: Lars Söderström via Wikimedia

Aviones Tupolev

A continuación presentamos una lista de los aviones soviéticos y sus contrapartes occidentales:

Tupolev Tu-104 – Competidor del de Havilland Comet. El caballo de batalla de la flota soviética, aunque no podía volar demasiado lejos (tanía una autonomía de solo 2.120 km (1.320 millas, 1.140 millas náuticas).

Tupolev Tu-114 – Avión a hélice que podía volar casi tan lejos como el 707 y llevar más de 200 pasajeros. Típicamente llevaba unos 170 e incluía un área de comidas (como un tren) y camarotes para que duerman los pasajeros.

Anuncios:

Tupolev Tu-116 – Construido en paralelo con el Tu-144, este avión a hélice tenía una capacidad reducida a 24 pasajeros para el mismo rango de 10.750 km (6.680 millas, 5.800 millas náuticas). La URSS solo construyó dos ejemplares.

Tupolev Tu-124 – Parece que a los diseñadores les gustó tanto el Tu-104 que lo encogieron a 56 pasajeros y lo pusieron en operación como avión de vuelos regionales. Tenía una autonomía de 2.100 km (1.300 millas, 1.100 millas náuticas), superando al Boeing 717.

Tupolev Tu-134 – Una poderosa aeronave y la primera que fue reconocida internacionalmente (y por lo tanto, podía volar a aeropuertos occidentales). Por si fiabilidad, Aeroflot usaba este avión para la mayoría de sus rutas a Europa hasta que las restricciones al ruido le impidieron seguir operando. Podía llevar 84 pasajeros a una distancia de 3.000 km (1.900 millas, 1.600 millas náuticas).

Tupolev Tu-144 – Competidor del Concorde.

Tupolev Tu-154 – Competidor del Boeing 707. El primer rival de peso para el diseño occidental. Podía llevar hasta 180 pasajeros a una distancia de 6.600 km (4.100 millas, 3.600 millas náuticas). Era más que nada una versión más robusta del Tu-134. Esta versión sería renovada a fines de la década del noventa, después del fin de la era soviética, con systemas y aviónica occidental.

Tu-154
El TU-154M, una versión del original mejorada con partes occidentales. Imagen: 日本防衛省·統合幕僚監部 via Wikimedia

Tupolev continuaría construyendo más aviones occidentales después del fin de la URSS, pero esa es una historia para otro día.

Aviones Ilyushin

Habrá visto que muchos de estos aviones no correspondían con competidores más grandes, como el Boeing 747 y el Airbus A330. Aquí es donde Ilyushin entra en escena.

Ilyushin Il-62 – El primer avión jet de este fabricante. Diseñado para competir con la gran autonomía del Boeing 707 y el Douglas DC-8, podía llevar 186 pasajeros a una distancia de 10.000 km (6.200 millas, 5.400 millas náuticas).

Ilyushin Il-86 – El primero de los aviones grandes de este fabricante podía llevar 320 pasajeros a una distancia de 5.000 km (2.700 millas náuticas). En ese momento, la Unión Soviética estaba interesada en comprar el 747 y el Lockheed L-1011 TriStar, pero el gobierno de EE.UU. vetó ambas iniciativas. Esta aeronave también rivalizó con el Airbus A330.

Ilyushin 86
Un Ilyushin 86 operado por Aeroflot, en 1987. Imagen: Getty Images

Ilyushin Il-96 – Un reemplazo para el modelo 86, diseñado para competir con el Airbus A340. Esta serie de aviones podía transportar desde 300 a 420 pasajeros a una distancia de 11.500 km (6.209 millas náuticas).

Otros aviones

Aunque las flotas de Tupolev e Ilyushin cubrían muchas de las rutas internacionales más prestigiosas, muchas regiones de lo que hoy es Rusia y Asia Central todavía usaban aviones a pistón. La URSS necesitaba una nueva aeronave regional, el Yak-40.

El Yak-40 fue el primer modelo de tres turbinas en el mundo, y podía llevar 32 pasajeros unos 1.800 km (1.100 millas, 970 millas náuticas). No existió un modelo occidental similar aparte de algunas aeronaves pequeñas de Embraer.

En 1972, la oficina de diseño de Yakovlev se embarcó en el proyecto de un nuevo avión para reemplazar al Yak-40. El Yak-42 tenía capacidad para 120 pasajeros y una autonomía de 4.000 km (2.500 millas, 2.200 millas náuticas).

El mundo de la aviación durante la era soviética es fascinante, y en este artículo apenas hemos rozado la superficie. En suma, muchos de los aviones soviéticos copiaron los diseños occidentales, pero en el caso de la turbina triple, inspiraron a otros.

¿Que piensa al respecto? ¡Déjenos un comentario!

Anuncios:
1 Shares:
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Puede que también te guste